Presentación

CAVA  nace en consonancia con el llamado de las políticas mundiales, regionales y locales hacia el logro de una educación que de respuestas satisfactorias a demandas sociales inaplazables en América Latina: que más alumnos estudien, durante más tiempo, con una oferta de calidad reconocida, equitativa e inclusiva, en la que participen la gran mayoría de las instituciones y sectores de la sociedad.

Este reto demanda de sistemas de aprendizaje más flexibles y accesibles a los que pueda incorporarse cualquier individuo a lo largo de la vida y también hace necesario un cambio de paradigma formativo que posibilite cerrar la brecha existente entre las entidades educativas y los sectores productivos de tal manera que el sistema educativo se adapte pero también se nutra de las exigencias y necesidades de la sociedad en general, pero otorgando prioridad al sujeto que aprende y a sus necesidades de formación.

Los grupos poblacionales objeto de esta política se extiende hasta la denominada población con necesidades educativas especiales incluyendo Grupos étnicos en general, Población afectada por la violencia, Habitantes de frontera, los grupos originarios, los afrodescendientes, las mujeres y las personas que viven en zonas rurales así como las personas con diversidad funcional y en general todas las personas en riesgo de exclusión social.

Esta es la razón por la cual, los gobiernos iberoamericanos impulsan dentro de sus agendas políticas proyectos que permitan reconocer, conocer y direccionar la diversidad, carácter natural de los actores del sistema educativo.

En Colombia, en particular, a través del decreto 1151 de 2008 se establece que los portales del Estado deben cumplir con estándares internacionales que favorezcan el acceso a personas con necesidades especiales y con desventajas a nivel tecnológico en el acceso a Internet. Definiendo a través de Ministerio de Educación Nacional lineamientos para una política de educación inclusiva, cuyo propósito es mejorar las condiciones de mínima inclusión en el sistema educativo virtual de poblaciones con Necesidades Educativas en la Diversidad” (NEED), entendidas como el resultado de una condición física, fisiológica, sensorial o de una privación social o cultural que ponen al individuo en una situación de necesidad para el acceso al conocimiento y a las relaciones físico-sociales y culturales.

Una de las líneas de acción de estas políticas es garantizar el acceso a nuevas tecnologías a partir de la implementación de Sistemas Informáticos que permitan el acceso a todo tipo de población, la adquisición bibliográfica especializada (por ejemplo braille) por parte de las IES para mejorar los canales de comunicación, y la promoción de la producción de recursos virtuales y de protocolos para el diseño de sitios web y contenidos con condiciones de accesibilidad.

Quizá el mayor esfuerzo en esta materia a nivel iberoamericano se concreta en el proyecto “Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios” liderado por la OEI, y el cual nace en el año 2008 como una intensión de los ministros de educación de la región por mejorar la calidad y la equidad en la educación, con el propósito de hacer frente a la pobreza y a la desigualdad en Iberoamérica y, de esta forma, favorecer la inclusión social.[1]

CAVA 2012, El rol de la tecnología en un proceso educativo inclusivo, accesible y ubicuo plantea un escenario exigente de reflexión acerca del uso de las tecnologías de la información como agentes mediadores en los procesos de aprendizaje en contextos de diversidad. Estimula el análisis critico de los procesos de inclusión de poblaciones en condiciones especiales a través del uso de tecnología en el aula o fuera de ella. Es una oportunidad para conocer experiencias exitosas del uso de tecnología como soporte a la didáctica de las ciencias, las matemáticas, el lenguaje, la informática y en general diferentes áreas y dominios de conocimiento así como el impacto de las tecnologías en la generación de estrategias pedagógicas y didácticas audaces alineadas con los retos actuales de las instituciones de educación.

La organización de CAVA 2012 esta siendo liderado logísticamente por la Universidad Tecnológica de Bolívar bajo la dirección de la Dra. Elsa Ruiz Ariza. Participan como co-organizadores las universidades colombianas, la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad de Córdoba, la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, la universidad Libre de Colombia, la Universidad Javeriana Sede Bogotá, así como las universidades españolas que continúan soportando la organización como son la Universitat de Girona y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Este año también se cuenta con la co-organización de dos universidades canadienses, OCAD University con el apoyo de la Dra. Jutta Treviranus através del Inclusive Design Research Center OCAD y la Universidad de Athabasca con el apoyo del Professor Kinshuk a través del NSERC/iCORE Industrial Research Center.

El Ministerio de Educación Nacional apoya y acompaña el proceso de organización de CAVA 2012  a través de su oficina de gestión de contenidos educativos y a través de la vinculación del Instituto Nacional de Ciegos, el Instituto Nacional de Sordos y los Ceres.

[1]       Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios